COMO GERMINAR QUINOA

 
Una planta sagrada al alcance de tu mano.
 
La quínoa es una planta considerada sagrada por ciertos pueblos originarios de América. Incluso, se la conoce como un súper alimento por el alto contenido en nutrientes que posee. La buena noticia es que, puedes tenerla al alcance de tu mano, tan sólo aprendiendo a cómo cultivar sus germinados. ¡No puedes perdértelo!
 
Los germinados son considerados alimentos vivos, ya que tienen todos sus nutrientes en altas concentraciones. Es así como puedes obtener todos los nutrientes y propiedades medicinales de la quínoa rápidamente, tan sólo cultivando sus brotes en tu propia casa, ya que no necesitas mucho espacio para cultivarlos.
 
 
 
 
INGREDIENTES
  • Una cuchara sopera o grande de semillas de quínoa.
    Una bandeja o un recipiente más bien hondo.
    Agua.
    Papel absorbente o una toalla pequeña.
  • PREPARACIÓN

Cubrir la bandeja con papel absorbente o una toalla humedecida con agua.
Tras ello, esparcir las semillas de quínoa y regar con un poco más de agua.
Mantén la bandeja en un lugar en el que solo de la luz (es importante que los rayos del sol no le den en forma directa a las semillas).
Después de 4 días deberían comenzar a crecer los brotes.
Si es así, ponlos un poco al sol para que aumenten los niveles de clorofila.
Deja uno o dos días más y ya están listos para ser recogidos.
Recuerda regar 2 veces al día (no te excedas con el agua).

En tan sólo una semana tienes a mano una planta con muchos nutrientes (alto porcentaje de proteínas, grasas de buena calidad y energía en forma de carbohidratos). No puedes perderte esta “súper planta”, con ella puedes preparar ensaladas, tartas, sopas o licuados. Además, sólo tiene el costo de las semillas, por lo demás son utensilios que tienes en tu casa y no necesitas comprar especialmente para este cultivo.

Si te gustan los germinados o brotes, quizás te interese conocer cómo cultivar germinados de cebolla , brotes de soya o germinados de frijoles.